Convenio entre el ICCROM y la Fundación Gregorio Prieto

La Fundación Gregorio Prieto y el Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales, ICCROM, perteneciente a la UNESCO, han firmado un convenio para llevar a cabo una evaluación del almacenamiento de las obras y bienes del Museo de la Fundación Gregorio Prieto y proponer un plan para implementar su método de “conservación preventiva” (RE-ORG).

Con esta colaboración, el Museo de la Fundación Gregorio Prieto se convierte en el primer museo en España que se une al programa del ICCROM de forma independiente, sin pertenecer a la red de colaboradores del organismo internacional.

El acuerdo tendrá un año de duración y comenzará a principios de mayo con la formación sobre el método RE-ORG y su aplicación, orientada a las propias necesidades del museo. Contará con un equipo de profesionales del ICCROM, dirigido por Gaël de Guichen, quien se desplazará hasta Valdepeñas desde las oficinas centrales del ICCROM en Roma, para evaluar la situación del Museo.

Analizar los fondos, proponer un plan de reorganización, evaluar necesidades de mobiliario y reagrupación de colecciones, así como proponer procedimientos de gestión del almacenamiento serán los cometidos principales de esta consultoría en la que trabajarán conjuntamente los dos organismos. Como resultado, el ICCROM presentará un informe de evaluación, así como un posible plan de acción.

Este acuerdo ha sido posible gracias a la exposición “Gregorio Prieto y la Fotografía” que, con motivo del 50 aniversario de la Fundación Gregorio Prieto durante 2018, se pudo visitar en la Real Academia de España en Roma, institución en la que muchas de las fotografías originales fueron tomadas en 1929.

Conservación preventiva

El proyecto RE-ORG surgió tras un estudio elaborado por ICCROM, que sacaba a la luz que el 60% de los fondos de todos los museos del mundo se encuentra en riesgo debido a la falta en la organización de las obras, al hacinamiento o a unas inadecuadas condiciones de almacenamiento.

Ante esta situación, muchos museos no pueden garantizar la protección de sus bienes ni utilizarlos para la investigación o la educación. Además, en caso de emergencia, no se puede llevar a cabo una respuesta adecuada, ya que en muchas ocasiones se desconoce la envergadura de las obras almacenadas.

Con el fin de ayudar a paliar esta situación, el organismo de la UNESCO elaboró en 2011 el programa RE-ORG, un método gradual de organización. Su objetivo es ofrecer una “conservación preventiva”, mejorando las áreas de almacenamiento que cada museo dispone. Hasta el momento, el método RE-ORG se ha aplicado a más de 140 museos de 30 países de los cinco continentes, a través de talleres prácticos y sesiones de mentores, y también ha sido utilizado por muchos museos de forma independiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.